En la actualidad, crear espacios con materiales respetuosos nos hace adoptar un papel muy activo y de compromiso con nuestro entorno. Esta corriente sostenible queda latente en los productos cerámicos, sin perder un ápice de su atractivo diseño. Dentro de este “nuevo orden”, la cerámica ocupa un lugar prioritario al ser un material con componentes 100% naturales. Las baldosas se elaboran a base de agua y arcilla y los residuos de fabricación se pueden reutilizar para fabricar nuevos elementos.

Los revestimientos cerámicos son una buena elección cuando se quiere integrar respeto por la naturaleza y calidad ya que nos ayudan a lograr estancias eficientes y cómodas, a través de superficies versátiles, resistentes y de bajo coste de mantenimiento.

stnceramica_rhin

STN Cerámica. Serie Rhin (25×50 cm)

La naturaleza puede hacerse patente a través de diferentes colecciones de parqué cerámico que aúnan la estética de la madera y las altas prestaciones de la cerámica. Podemos decantarnos por la calidez de las baldosas con aspecto de madera clara, que dotan de luminosidad,  amplitud y continuidad a los espacios, sobre todo si utilizamos listones de gran formato. En  el revestimiento se juega con volúmenes sutiles y con una colocación rítmica. En contraposición, existe otra tendencia en revestimiento -también inspirada en la naturaleza- más centrada en la belleza de la irregularidad. La cerámica inspirada en piedra, de colores crudos y desgastados, aporta contundencia y naturalidad basada en la dureza del mineral.

Halcón Cerámicas. Serie Laponia Dock. Colección Halcón revestimiento. (24,2×68,5 cm)

Mayolica Azulejos. Serie Geo. (23x95 cm)

Mayolica Azulejos. Serie Geo. (23×95 cm)

Esa simplicidad característica de materias primas como la madera o la piedra, también está presente en proyectos de inspiración más clásica. Para no romper la estética de un diseño más tradicional, es vital utilizar un color claro. Un buen ejemplo sería el color gris niebla, que hace que las baldosas posean un toque de distinción y limpieza.

En la misma línea, los pavimentos inspirados en piedras aportan pureza y transmiten serenidad a través de esa armonía de lo desigual que reina en la naturaleza. Las superficies juegan con el cambio sutil de tonos de un mismo color plano, una variación que se aleja de lo homogéneo e irradia espontaneidad. Estas piezas cerámicas poseen una personalidad tan fuerte que se convierten en protagonistas del espacio, marcando el estilo de su propietario.

Metropol Cerámica. Serie Woodtime. (150x24,8 cm)

Metropol Cerámica. Serie Woodtime. (150×24,8 cm)

Argenta Cerámica. Serie Tundra. (60x60 cm)

Argenta Cerámica. Serie Tundra. (60×60 cm)

Asimismo, otra excelente opción que aporta el cien por cien de una personalidad enérgica a los espacios interiores, es la utilización de baldosas cerámicas inspiradas en el alabastro. Se da así respuesta a la nueva corriente del renacer de las piezas lujosas, que destacan por sus acabados intensamente sofisticados.

Además, su ultrabillo ofrece una sensación de espejo que contrasta de lleno con otra opción de diseño más vanguardista, que combina de manera única revestimientos oscuros mate y pavimentos cerámicos inspirados en la madera sin tratar. Este estilo rompe la uniformidad de los colores planos y los diseños que intentan pasar desapercibidos, mediante dibujos abstractos o incluso geométricos.

Peronda.Serie Museum. Colección Aliv. Grises en gama de color. Ultrabrillo (60x60cm)

Peronda.Serie Museum. Colección Aliv. Grises en gama de color. Ultrabrillo (60x60cm)

Vives Cerámica. Serie Strand. Colección Fusión. (59,3x119,3 cm)

Vives Cerámica. Serie Strand. Colección Fusión. (59,3×119,3 cm)

Otra posible elección es la de una madera cerámica de apariencia más desgastada, acabados más mates y listones cortos. Una combinación perfecta para un espacio de estilo rústico. En esta tipología de cerámica, la resistencia, la facilidad para el mantenimiento y la limpieza están más presentes que nunca.

La inspiración en mármol sigue siendo un clásico, ahora en tonos claros y de dimensiones mayores. Es la elegancia clásica a través de un material que fomenta la luminosidad de la estancia y una impresión más solemne. Además, su aletoriedad en las formas bebe de la imperfección propia naturaleza.

Ceracasa. Serie Secuoya en tonalidades desgastadas del modelo Tilo (24,5 x 98,2 cm)

Ceracasa. Serie Secuoya en tonalidades desgastadas del modelo Tilo (24,5 x 98,2 cm)

Azuliber. Serie Fossil. Marfil y Gris (50x100 cm)

Azuliber. Serie Fossil. Marfil y Gris (50×100 cm)

Finalmente, existe la posibilidad de crear diferentes ambientes para una misma estancia. Es el summum de la decoración cerámica, o la unión perfecta entre piezas de inspiración madera y piedra. Esta atrevida simbiosis crea espacios de gran belleza, que convierten la habitación en una pieza de culto para diseñadores y amantes del arte reflejado en lo cotidiano.

En esencia, las maderas y piedras cerámicas abren un abanico de posibilidades tan infinito como los detalles de la naturaleza.

Venus. Serie Chevron. En el pavimento se ha empleado el modelo Xilo con acabado madera clara combinado con el modelo Chevron Atlas Geo, que se convierte en el revestimiento de la pared (44x66 cm)

Venus. Serie Chevron. En el pavimento se ha empleado el modelo Xilo con acabado madera clara combinado con el modelo Chevron Atlas Geo, que se convierte en el revestimiento de la pared (44×66 cm)