Mainzu_Padua

Mainzu, Fenice, Esenzia (15 x 30 cm)

Jugar con la forma y el tamaño es otra propuesta de las últimas tendencias cerámicas para lograr interiores impregnados de ritmo. La amplia oferta de revestimientos y pavimentos cerámicos hace que podamos encontrar baldosas en infinidad de formatos. Desde la pieza mínima que es el mosaico, para resaltar determinadas zonas de un espacio y diferenciar ambientes; a la excepcionalidad del hexágono, que colocado alternando tonalidades y decoraciones multiplica las posibilidades de  singularizar espacios; a los tamaños gigantes, que aportan continuidad visual… A la hora de realizar una reforma en casa, es bueno conocer las ventajas que ofrecen los diferentes tamaños de baldosas cerámicas para conseguir el aspecto que deseamos en nuestro hogar.

 

Mosavit_1

Mosavit, Riviere Gris Deco (2,5 x 2,5 cm)

Piezas pequeñas

Pequeñas piezas con o sin volumen, en diferentes tonos de la misma gama cromática y con acabados en brillo o mate, se unen formando maravillosos juegos ópticos. Esta tendencia de emplear mosaicos en los proyectos decorativos permite disfrutar de una de las piezas más lujosas y especiales que enriquecen el resultado final. Estas piezas suelen medir 1,5×1,5 cm y son muy utilizadas si queremos revestir una superficie curva o  pretendemos resaltar una zona determinada. Prueba a revestir la zona de la ducha o lavabo con mosaico cerámico y conseguirás diferenciar varios ambientes en tu cuarto de baño.

 

Fabresa, Biselados (10x20 cm)

Fabresa, Biselados (10×20 cm)

Formatos rectangulares

Los azulejos rectangulares o cuadrados de 30×60, 20×20  y 30×30 cm son los más utilizados pues gracias a su modularidad encajan a la perfección en todo tipo de estancias y hogares. Si queremos dar un aire moderno a la casa, podemos jugar con la colocación en diagonal o entremezclar baldosas de diferentes diseños y colores. En los últimos tiempos, las diferentes corrientes de recuperación de los clásicos encuentran en las baldosas cerámicas un recurso muy valioso para conseguirlo, como es el caso del azulejo tipo “metro”. Desde 1904, revistió todas las paredes del metro de NY, imprimiéndole su carácter más personal. En la actualidad es reconocido y utilizado por proyectistas por ser una pieza sencilla, elegante y resistente y se encuentra en numerosas versiones actualizadas en esmaltes en colores planos con acabados mate o brillo.

 

Alea, Aleatory Metal (15x15 cm)

Alea, Aleatory Metal (15×15 cm)

Un punto de volumen

El auge de las superficies con relieve se traduce en tendencia. Disfrutar de la belleza y la calidez de los volúmenes en cualquier espacio es cada día más fácil gracias a los revestimientos cerámicos, que destacan por la suavidad de su tacto y sus delicados colores. Lo último es emplear sutiles relieves en los azulejos, sobre la misma gama cromática del resto de la serie, que dan un punto de pureza y sobriedad a los espacios que ocupan.

 

Inalco, Prestige, Ground (100x250 cm)

Inalco, Prestige, Ground (100×250 cm)

Grandes formatos

Son las piezas que más recientemente han entrado en los catálogos de los fabricantes. Los grandes formatos nacieron con el objetivo de ofrecer un efecto de continuidad visual al disminuir el número de juntas. Piezas de 50×100 cm, 60×120 cm y hasta las de 3×1 m, son las más apropiadas para recubrir exteriores y espacios diáfanos donde se pretenda lograr una sensación de amplitud.

 

STN Cerámica, Trend (25x50 cm)

STN Cerámica, Trend (25×50 cm)

Listelos y cenefas

Son piezas especiales encargadas de dar ese toque personal que los revestimientos y pavimentos necesitan para destacar. Una buena idea: utilizar estas pequeñas piezas para contrastar y romper la monotonía de las superficies monocromáticas o más neutras. Están ideadas para dar un toque de originalidad y color. Si se busca un cambio radical y especial, mediante el uso  piezas decoradas  se puede conseguir el look buscado, ya que las hay en un gran número de colores, diseños, y estilos.  

 

Cerámica Mayor, Stromboli, Ligth (45x75 cm)

Cerámica Mayor, Stromboli, Ligth (45×75 cm)

Piezas especiales

Las piezas especiales son aquellas que buscan dar solución a espacios muy concretos o que tienen una función determinada como rematar el revestimiento de áreas complicadas, como por ejemplo los ángulos y encuentros; peldaños, rodapiés o simplemente como elemento decorativo y estético dentro de una composición. Hay tantas soluciones como infinidad de situaciones.