Ya quedan pocos días para que acabe el año. Entre tus propósitos para el 2012 seguro que se encuentra hacer algunas reformas en tu hogar. Los revestimientos y pavimentos cerámicos pueden convertirse en los compañeros perfectos para acometer los cambios en tu decoración. ¿Quieres saber lo que se llevará en 2012? A continuación, te adelantamos algunas tendencias de la nueva temporada.

De cara al próximo año, el interiorismo seguirá influenciado por la situación económica en la que estamos sumergidos, por lo que se apostará por diseños que sean funcionales y proyectos que no requieran demasiada inversión. Por esta razón, la belleza austera será una de las grandes protagonistas. Estancias creadas en un único tono o en combinaciones suaves y sencillas en gamas tierra o los verdes y azules más naturales. Las baldosas se integran en el mobiliario, vistiendo armarios y estanterías.

Un estilo que nunca pasa de moda, es el romántico. Aplicaciones de tonos rosados, motivos florales y suaves volúmenes marcarán las paredes revestidas con cerámica. Estos interiorismos se complementan a la perfección con textiles con diferentes acabados, finas alfombras, marcos elegantes y un centro de flores naturales.

Las tendencias cerámicas más lujosas se mantienen. El oro sigue siendo el más elegante y noble de los colores. Emplea aplicaciones en oro y plata ya que acentúan el glamour de una estancia. Si se usan en su versión mate o con efecto envejecido, se le resta opulencia. Por su parte, los brocados cerámicos evocan los salones palaciegos.

Otra corriente que cobra fuerza es la vuelta a lo natural. El estilo neorústico sale reforzado gracias a las piezas de barro cocido vitrificadas en los colores de siempre: tierras, rojizos, albaricoque, azul claro o verde musgo. También perviven las colecciones inspiradas en piedras y metales.

Si lo que quieres es dejar hablar a tus paredes, atrévete con los colores. Usa tonos naranjas, si eres reservada; azul si tratas de conseguir un espacio en calma; rojo para los espacios de la casa con más actividad y tonos rosados para las zonas más personales. Sea cual sea el color elegido, es importante pensar si encaja con tu personalidad y es el adecuado para crear la atmósfera deseada.

No podemos olvidar las combinaciones de colores que pueden crear en cerámica. Blanco y negro, negro y plateado, azul y gris, verde esmeralda y blanco, oro y blanco, naranja y gris, lavanda y blanco. Estos contrastes de color están tan en boga como la mezcla de estilos en los elementos del mobiliario.

Cerramos este repaso con una de las tendencias que vienen: la recuperación de los diseños y formatos clásicos, rescatados de la tradición para el siglo XIX. Llega con fuerza y con muchas ganas de quedarse.

Encuentra tu cerámica