En el mercado es posible encontrar colecciones cerámicas con acabados metálicos, desde las series más exquisitas y lujosas hasta las más sencillas y minimalistas. Si estás planificando redecorar tu casa puede que te interesen estos estilos. Además de los tonos dorados, siempre glamurosos, y los plateados, más sobrios, nuestra apuesta más “metálica” se inclina por los tonos cobrizos. Éstos aportan calidez a los ambientes y combinan fácilmente con tonos neutros como el negro y el blanco. Ideales para un frente de cocina. Otra idea excelente es combinar azulejos con motivos, colores y texturas diferentes para crear contrastes agradables entre las distintas piezas o paredes. Por último, si buscas algo más romático, puedes optar por los revestimientos metálicos con motivos abstractos, como éste que rememora el arte bizantino y llena el espacio de sensualidad.

Encuentra tu cerámica