En la actualidad, influidos por el bienestar, la salud y el cuidado personal, este rincón de la casa se ha convertido en uno de los lugares más importantes del hogar imprimiéndole un carácter muy personal y cuidado. Se miman los detalles y el buen gusto con diseños diferentes y atrevidos al mismo tiempo, que convergen el estilo y la funcionalidad en este espacio tomando el color como protagonista.
La creatividad se impone y ya no es necesario que todas las paredes del cuarto de baño sean exactamente iguales. Las formas geométricas, los colores y la bicromía, son las tendencias del momento. Se imponen dos tendencias contrapuestas, por un lado una gama cromática viva con tonos anaranjados y rojos y, por otro, los tonos más neutros como chocolates, grises y arena. El baño cobrará un sentido especial si estos tonos los combinamos con detalles decorativos y ropa de hogar que armonicen con el ambiente. Existe en el mercado una amplia gama de revestimientos y pavimentos cerámicos que, seguro, van en la línea de lo buscas. Según el espacio del que dispongas, conviene colocar un tipo u otro de baldosas. En cualquier caso, combinando azulejos de colores claros con espejos de gran tamaño, se consigue dar sensación de amplitud y agrandar e iluminar los espacios más pequeños.

Tonos rojizos y anaranjados. Estos tonos son muy modernos y se han ido introduciendo poco a poco en el mundo de la decoración. Aportan fuerza y energía dando luminosidad a los ambientes más oscuros.

Gris. Es un color neutro y, en consecuencia, sencillo de combinar. También es el color de la evasión y por tanto, invita a la relajación. Combinándolo en tonos claros y blancos, aporta luminosidad y amplitud al espacio.

Tonos tierra. Estos tonos son generalmente suaves, generan tranquilidad y evocan lo natural. Su gama incluye los marrones, ocres y mostaza que se pueden combinar entre sí, logrando un ambiente sereno y perfecto.

Un clásico. Hay cosas que, aunque pase mucho tiempo, no pasan de moda. Lo clásico, gusta a todo el mundo. Esta característica la cumplen los azulejos de líneas más suaves y colores claros combinados con sencillos detalles decorativos. Darán a tu cuarto de baño un aire neo-chic.

Encuentra tu cerámica