TransHitos-Cevisama2015-03

De Harvard a Valencia. PROTOCERAMICS es un experimento fruto de la colaboración entre ASCER y la Graduate School of Design (GSD) de Harvard cuyo objetivo fundamental es la producción de formas innovadoras de material cerámico con especial interés en el comportamiento tectónico. El proyecto, capitaneado por el grupo de Sistemas y Procesos de materiales de la GSD, investiga la última generación de baldosas cerámicas de fino espesor y gran formato, que en la actualidad se utilizan principalmente como revestimiento de interior y exterior. El interrogante que se plantea en este proyecto es la posibilidad de utilizar este material de forma estructural, por lo que el trabajo se centra en la exploración de tres manipulaciones distintas – corte, plegado y curvado- y en las oportunidades inherentes de estas estrategias, orientadas a la producción de estructuras autoportantes.

En el proceso de corte se utilizan equipos de transformación digital y la precisión del modelado por ordenador. Cada lámina perfilada o perforada carece individualmente de la rigidez y la estabilidad necesaria para ser autoportante, pero mediante conexiones con las láminas adyacentes se logra la rigidez necesaria para crear estructuras estables. La operación de eliminación por corte se yuxtapone a la adición de capas y a las estrategias de montaje con lo que en un momento dado, se consigue confundir el concepto de una única lámina. Con este proceso se logra casi pixelar la apariencia de la lámina transformando nuestra percepción del concepto de ‘baldosa cerámica’.

Para el plegado se aprovecha la malla pegada en el lado posterior de los elementos cerámicos, revirtiendo así el foco funcional desde el anverso liso hacia un reverso que no estaba pensado para quedar visto. Marcando las líneas de plegado de modo que la malla quede intacta puede crearse una articulación dinámica. Las láminas cerámicas adquieren una cualidad semejante a la del origami, a la vez que posibilitan una manera elegante de crear geometrías tridimensionales a gran escala. Se han estudiado tanto formas modulares como de plegado único. Unas se basan en pautas de agrupación para lograr estabilidad y otras deben su lógica estructural a marcos rígidos insertados o a bordes plegados reforzados de otro modo.

El curvado es quizás la manipulación menos intuitiva de un material conocido comúnmente por su fragilidad. Los ensayos con muestras pequeñas permitieron determinar radios seguros de curvado en frío y propiedades de material elástico. El curvado ocasiona el pretensionado interno de las láminas de fino espesor, lo cual a su vez les confiere rigidez. Las técnicas de montaje asociadas combinan baldosas cerámicas curvadas individualmente en formaciones materiales inusitadas que desafían a las expectativas convencionales en el diseño cerámico.

Para saber más: Red de Cátedras de Cerámica