Continuando con la serie de procesos de personalización de cerámica, en la misma línea que las entradas anteriores, en esta vamos a explicar la técnica de la metalización en cabinas de PVD.

El producto cerámico se puede metalizar utilizando cabinas de vaporización de metales que se depositan sobre la pieza cerámica, dándole un acabado con más o menos brillo en función de la superficie de la pieza cerámica. De este modo, podemos obtener desde los efectos más espejados hasta distintas intensidades de brillo-mate.

Estos contrastes sirven también para potenciar una determinada gráfica, ya que se pueden crear diferencias de brillo-mate entre fondo y figura al imprimir sobre superficies mates con esmaltes brillantes o sobre fondos brillantes con esmaltes rugosos.

Imagen cedida por Invest Plasma