Con el buen tiempo el día a día se traslada al exterior del hogar. Jardines, porches y terrazas toman relevancia a la hora de vivir, relajarse y disfrutar. Para estos espacios expuestos al desgaste continuo meteorológico, los revestimientos cerámicos son una solución ideal por su resistencia y durabilidad además de que no precisan gran labor de mantenimiento. Para este año, proponemos tres estilos que revitalizarán cualquier espacio exterior. La idea de crear una alfombra cerámica con cenefas esmaltadas es una solución genial para romper la uniformidad del suelo y dar protagonismo a una zona muy especial del porche, por ejemplo para pavimentar la base de la mesa donde van a tener lugar todas cenas del verano. Optar por baldosas de gran formato en tonos arena también es muy recurrente a la hora de crear ambientes que inviten a la relajación al más puro estilo mediterráneo. Y diferenciar distintas zonas a través de baldosas con acabados particulares, es un recurso perfecto para enfatizar el contraste entre espacios. Se puede recurrir en el contorno de las zonas de agua, a las cualidades antideslizantes de los pavimentos cerámicos y, en el revestimiento de las piscinas al cromatismo de los mosaicos que siguen aportando un signo de distinción con las más novedosas tendencias.

Encuentra tu cerámica.