Hace unos días se celebró en Domaine de Bisbuchet el workshop Exploring Silk-Printing. Su objetivo fue acercar a los participantes las posibilidades que ofrece la cerámica como material vinculado al hábitat, el interiorismo y la arquitectura.

A través de un taller de impresión mediante serigrafía dirigido por ALICER, el Área de Diseño y Arquitectura del Instituto de Tecnología Cerámica (ITC), los asistentes tuvieron la oportunidad de personalizar tanto productos cerámicos –azulejos y pavimentos– como tejidos y papeles, para transformar un espacio de uso cotidiano.

Cinco alumnos del programa “In Itinere 2010-2011” participaron becados por ASCER. Los estudiantes pertenecían a las escuelas ELISAVA Escola Superior de Disseny de Barcelona, Escuela de Arte4_diseño de interiores de Madrid y la Escola d’Art i Superior de Disseny (EASD) de Castellón.

El ejercicio partió de la definición de motivos y la realización de pantallas para imprimir los distintos materiales que se armonizan a través del color y la gráfica. Además, se puso especial hincapié en la decoración de las baldosas, cuya cocción se realizó contando con la colaboración del Lycée des métiers Le Mas Jambost de Limoges y Jean Louis Schmitt, uno de los mayores expertos en cerámica artesanal y profesor de centros de investigación y escuelas como es el propio Liceo.

Las diferentes piezas cerámicas crearon un camino que enlazaba toda la zona de exposición de Boisbuchet, conduciendo hasta una gran mesa, donde los alumnos presentaron sus trabajos. La finalidad era crear un espacio lúdico, en un entorno natural, para presentar los resultados y compartirlos con el resto de participantes de los workshops que se celebraron esa semana en Domaine de Boisbuchet.